El martes 9 de mayo se celebró una ceremonia de entrega de diplomas muy especial en Kent State University.

Esta prestigiosa universidad, situada en el estado de Ohio (al noreste de Estados Unidos), ha puesto en marcha un programa exclusivo para sus estudiantes de traducción: el "Technicis Proofreading Training".

Este programa surgió tras la estrecha colaboración entre los equipos de Kent State University y los de Technicis. El objetivo de esta formación es muy sencillo: enseñar a los traductores a considerar otros aspectos, y no únicamente los lingüísticos, cuando revisan una traducción. Así, podrán detectar hasta el más mínimo problema en cualquier idioma, ¡aunque no lo hablen!

Technicis, líder europeo en el sector de la traducción, ha desarrollado una metodología específica para responder a las crecientes solicitudes de sus clientes. En concreto, permite evaluar determinados puntos cotejándolos con el texto original a partir de una lista de comprobaciones detallada:

  1. Maquetación: número de párrafos, espacios, encabezados y pies de página, notas y comentarios, tablas de contenidos.
  2. Texto: ortografía, puntuación, texto sin traducir, nombres propios, coherencia de la información, abreviaturas, direcciones.
  3. Datos clave: cifras, símbolos, unidades de medida.
  4. Particularidades del proyecto: aplicación correcta de las instrucciones del cliente, conformidad con la guía de estilo.

Con el objetivo de aumentar la eficacia de la digitalización en el sector de la traducción, Technicis deseó impartir una formación sobre esta nueva metodología a los estudiantes de Kent State.

Por primera vez este año, tras un exhaustivo examen, los alumnos de traducción recibieron su diploma “Technicis Proofreading Training"

¡Enhorabuena a todos!