El mundo de la traducción evoluciona constantemente: la llegada de las herramientas de traducción asistida por ordenador (TAO) y la digitalización de nuestra profesión trajeron consigo nuevos desafíos.

Hoy en día, las agencias de traducción, los traductores autónomos y los clientes profesionales de todo el mundo utilizan numerosas herramientas de TAO, como SDL Trados, STAR Transit, Wordfast o MemoQ, líderes del sector.

 

La búsqueda de un formato de archivo universal

El formato estándar actual de los archivos de traducción es el .xliff. Este lenguaje de etiquetas, creado en 2002 por el grupo OASIS, tenía como objetivo estandarizar los intercambios en el ámbito de la localización.

Desde entonces, cada CMS (Content Management System) y cada TMS (Translation Memory System) han adaptado el formato .xliff a su propio sistema y, por lo tanto, los distintos formatos .xliff no son compatibles entre sí.

En la práctica, cada herramienta de TAO posee su propia manera de crear proyectos y utilizar el formato .xliff. Esto supone que los intercambios de datos entre agencias, traductores y empresas se complican cuando utilizan programas distintos.

Los inconvenientes son numerosos y muy restrictivos para todos los implicados: incompatibilidad casi total de las memorias de traducción, pérdida de datos, segmentación diferente…

El objetivo de TAPICC es proponer un modelo compatible con todas las herramientas de TAO: ¡la búsqueda de un formato de archivo universal ha comenzado!

 

TAPICC: un proyecto revolucionario

Esta iniciativa, lanzada hace unos meses por GALA (Globalisation and Localization Association), ha sido muy bien acogida por todos los profesionales del sector de la traducción.

Rápidamente, los expertos de Technicis en la materia desearon aportar su granito de arena a este ambicioso proyecto: “¿Por qué complicarse la vida si podemos hacerla más sencilla? TAPICC refleja hasta qué punto es necesario aplicar este principio al sector de la traducción”, afirma Alexandre Cazenave, miembro del departamento de producción de Technicis y voluntario en la iniciativa TAPICC.

Los tres objetivos de TAPICC, del inglés “Translation API (Use) Cases and Classes Initiative”, son los siguientes:

 

  1. Instaurar un formato de archivo estándar y adaptado a Internet que sustituya al actual .xliff, demasiado pesado para las tecnologías web (la mayoría de las herramientas de TAO se utiliza en modo SaaS).
  2. Definir un formato de proyecto estándar que sea compatible con todos los programas una vez descargado.
  3. Desarrollar una API universal para facilitar los intercambios de archivos entre los profesionales del sector basada en los avances de COTI, una iniciativa precedente.

Según las palabras de Philippe Brissard, del departamento de producción de Technicis y también voluntario en esta iniciativa: “TAPICC permite sentar las bases de las futuras herramientas de traducción profesional. Contribuir al porvenir de la profesión es una oportunidad única que no debemos desaprovechar”.

 

La primera fase del proyecto ya ha comenzado y finalizará el 31 de diciembre de 2017. Alexandre Cazenave y Philippe Brissard forman parte del equipo de 15 profesionales que trabaja diseñando el futuro formato de archivo. ¿Lograrán encontrar un sustituto al formato .xliff? ¡Estamos seguros de que sí!

Durante los próximos meses permaneceremos atentos a su trabajo para mantenerles informados de todas las novedades sobre el proyecto.